¡Lo más vendido!

Categorías

Información

Fabricantes

Proveedores

No hay proveedores

Últimas publicaciones

Consejos para guardar y conservar pintura sobrante.

Al terminar un trabajo de pintura suelen quedar restos del material usado, que pueden ser muy útiles en otra ocasión. La pintura sobrante puede servir en un futuro para hacer retoques en las paredes que se hayan manchado o dañado accidentalmente, teniendo el color justo para tal caso.

A continuación damos una serie de consejos útiles, para guardar y conservar la pintura sobrante.


¿Cómo cerrar una lata de pintura adecuadamente?.

1. No añadas agua o diluyente (disolvente o aguarras) a la pintura, porque esto puede arruinar sus características. En el caso de las pinturas al agua, es posible que se descompongan al cabo de unos meses, modificando su color y emitiendo un olor insoportable.

2. Evita la entrada de demasiado aire en el envase. Si la cantidad de pintura sobrante es poca para el recipiente, intenta guardar la pintura en otro envase más pequeño.

3. Siempre limpia los bordes de la lata o envase, para evitar que la pintura se seque y endurezca con la tapa. Los restos de pintura en los bordes hacen que no cierre adecuadamente, permitiendo la entrada de aire, lo que provocará que la pintura se seque. Además la pintura seca en los borde, hará casi imposible abrir de nuevo el recipiente en un futuro, principalmente si la pintura es sintética o al disolvente.

4. Cierra con firmeza el envase, golpeando con alguna herramienta como un martillo. Debes tener cuidado y no deformar la tapa (en envases metálicos), ya que si quedan mal cerrados permitirán el paso de aire, principal causa del deterioro de la pintura.


¿Cómo y dónde guardar la pintura?.

En pinturas al agua es menos problable que se forme una capa si el envase está bien tapado. Si la pintura es al disolvente, tal como barniz o esmaltes sintéticos, puedes guardar los envases "boca abajo" o invertidos, para evitar la formación de película.

Los envases que contienen pintura siempre se deben guardar en un lugar seco y oscuro, a temperatura ambiente. Se debe evitar fuentes de calor próximas a los materiales. Es necesario evitar la humedad y la luz directa del sol. Por lo tanto algún armario es el lugar ideal para almacenar los sobrantes de pintura.

No obstante para una conservación adecuada, es recomendable leer las instrucciones del fabricante o ficha técnica del producto.


Al reutilizar la pintura...

Antes de reutilizar la pintura, debes agitar bien el envase para que el contendio vuelva a ser uniforme. Además es recomendable colar la pintura con algún tipo de filtro, para eliminar las posibles partículas secas, que pueden dar lugar a un acabado inadecuado.

Debes tener en cuenta que algunas pinturas cambian de color con el tiempo, generalmente las pinturas al agua de mala calidad, por lo que no son útiles para ser reutilizadas.


Esperamos que nuestro artículo te haya gustado. No olvides compartirlo en tus redes sociales.